Exitosa versión del XXIII Congreso Chileno de Ingeniería Hidráulica

Exitosa versión del XXIII Congreso Chileno de Ingeniería Hidráulica

La cita académica, celebrada bianualmente, tomó lugar en esta ocasión en la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM) y logró reunir a una gran asistencia de estudiantes y profesionales en torno al tema de la hidráulica. A través de estos congresos se han difundido los principales desarrollos de la disciplina en Chile, constituyendo sus memorias un documento de consulta casi obligado para la investigación y el ejercicio profesional de la Ingeniería Hidráulica en el país.

por Gonzalo Yáñez Morroni

El 18 de Octubre se dio inicio al congreso más importante de la especialidad: el Congreso Chileno de Ingeniería Hidráulica, celebrado en la casa de estudios de la UTFSM. Bajo el lema “Los desafíos de la ingeniería hidráulica ante un futuro incierto”, la reunión tomó lugar entre los días 18 y 20 de Octubre del 2017, reuniendo a destacados exponentes de la disciplina, quienes compartieron su experticia con todos los asistentes. El congreso contó con el patrocinio de la Dirección de Obras Hidráulicas, del MOP, del Instituto de Ingenieros de Chile y del Colegio de Ingenieros de Chile. También participaron las empresas Aguas Andinas, S.A., Armfield Ltd, la Corporación Chilena de Investigación del Agua (CETAQUA Chile) y GSI Ingenieros Consultores Ltda. Bajo el patrocinio de SOCHID, esta reunión cumbre se realiza bianualmente desde 1971, con el objetivo general de establecer una tribuna para el intercambio de experiencia en los ámbitos profesionales y de investigación, relacionados con el agua. A través de ello, se han difundidos los principales desarrollos de la disciplina en Chile, siendo sus memorias un documento de consulta valorado en la investigación, y para el ejercicio de la ingeniería hidráulica, en todo nuestro País.

INAUGURACIÓN DEL CONGRESO

En la inauguración del evento, Eugenio González Vergara, vicerrector académico de la UTFSM expresó “una cordial bienvenida a esta casa de estudios: es un agrado tener este tipo de actividades, que se complementó con la Cuarta Escuela SOCHID”. Luego continuó al destacar el rol que ha tenido la casa de estudio en la contingencia de la hidráulica: “Nuestra universidad siempre ha estado presente y participa en este tipo de actividades. Como institución estamos siempre consciente del recurso hídrico, fomentando en bases sólidas a través de proyectos y memorias. Desde 1984 se ha realizado un trabajo permanente en la investigación, lo que se ha incrementado gracias a sus académicos e investigadores, tanto en el ámbito público como privado. También participamos en CETAQUA, como Universidad, impulsando así el desarrollo en la industria del agua nacional. Recientemente se aprobó un programa de postgrado profesional, en Gestión del Agua. Como pueden ver, hay un cúmulo de actividades que desarrolla la universidad”.

Finalizando el discurso, destacó la belleza e importancia del edificio en donde se celebró el certamen: “También los incito a que recorran la universidad y aprecien su valor arquitectónico,  que fue respaldado cuando se nos entregó el premio ‘Obra Bicentenario 2008’. Agradezco la presencia de todos ustedes.”

Luego fue el turno de Patricio Catalán, Presidente del Comité Organizador y académico de la UTFSM, quien señaló: “no quiero extenderme, estoy muy orgulloso que hayamos podido comenzar el congreso, prácticamente a tiempo. Eso es un logro, significa que estamos progresando. Quiero destacar además que durante el proceso de organización de este congreso, ha trabajado un gran número de personas para lograr este evento exitoso, tanto como gente interna de la universidad, como colaboración anónima de parte del comité revisor. Treinta y seis personas que revisaron los más de 60 trabajos que llegaron: esto da sustento a la calidad técnica de los trabajos que vamos a presenciar”

Revisando el espíritu de la convocatoria, Patricio comentó: “quiero extender una invitación, dado nuestro interés y orgullo de ser anfitriones de este evento, para que disfrutemos aprendiendo, lo que hemos generado como conocimiento en el tiempo, y ver, no solo aspectos científicos, sino también de ingeniería. Efectivamente, tenemos una responsabilidad muy grande, con el paso de los años, me he dado cuenta que si bien es interesante publicar en revistas científicas, lo más importante es que lo que hemos ido recabando, en términos de información y conocimiento, lo traspasemos de manera efectiva a la sociedad, de forma tal que podamos introducir cambios y mejoras en este país que, como lo hemos visto en los últimos años, a veces no estamos tan tranquilos: y necesitamos enfrentarnos a un estado de calma. La invitación es a que aprendamos, colaboremos, generemos vínculos, lo pasemos bien y que este sea un gran congreso para recordar.

José Vargas, Presidente de SOCHID, durante el discurso inaugural. En la mesa central, Patricio Catalán (izquierda) y Eugenio González (derecha)

Para cerrar este evento de inauguración, José Vargas, académico de la Universidad de Concepción y presidente de SOCHID, hizo una breve reseña de distintos certámenes organizados por la sociedad científica y sus respectivos logros: “SOCHID tiene como fin difundir los avances y conocimientos en la disciplina de hidráulica a través de congresos jornadas y seminarios. En nuestros 46 años hemos desarrollado ya 23 congresos, 14 jornadas de hidráulicas (JFJD), realizadas los años pares sobre un tema en específico, 5 seminarios internacionales de ingeniería y operación portuaria (SIOP), y un congreso chileno de ingeniería ambiental y sistemas acuáticos (CChIASA). Además hemos reeditado numerosos libros de la especialidad, amén de diversas charlas técnicas y mesas redondas, como también la edición de una revista, desde 1986, que al menos – y no con poco esfuerzo – tiene un número anual. Estamos a la espera de la retroalimentación del MOP, para poder colaborar en los problemas nacionales detectados durante la última Jornada de Hidráulica, como son la Ley de Embalses, adaptación de las normas de diseño frente al cambio climático, y la gestión de cobertura de redes hidrometeorológicas y oceanográficas. El próximo año nos corresponde celebrar la 15ª versión de JFJD, la 6ª versión del SIOP y la 2ª edición del CChIASA.”

Luego José Vargas hizo un comentario crítico sobre los desafíos que tiene la sociedad en el futuro próximo, consigo misma y con la nación chilena: “La investigación financiada por el Estado, relacionada con recursos hídricos, en la última década fue el 0.07% del PIB, lo que claramente es un muy mal indicador. Desde hace cerca de dos décadas, debido a la globalización, la publicación en revistas indexadas se ha convertido en una meta, más que un aporte de un conocimiento en Hidráulica y recursos hídricos  necesarios para el desarrollo de un país como el nuestro.  Chile es en verdadero laboratorio natural en muchas disciplinas asociadas con la hidráulica: en la hidráulica marítima, son sus más de 4500 kilómetros de costas, en la hidrología, con su extraordinaria variabilidad, y también en la hidráulica fluvial, por solo señalar algunas áreas. Si antes este congreso era la cita obligada cada dos años para mostrar avances en todas las áreas de la ingeniería hidráulica, desde las universidades, los organismos del estado, y las empresas privadas y consultorías, tenemos que seguir haciendo el esfuerzo para que esto se mantenga”.

Al despedirse en su discurso, José Vargas hizo notar el gran porcentaje de estudiantes al congreso: “En este congreso hay gran asistencia de alumnos, del orden del 60%: es motivante. Ciertamente nos indica que nuestra especialidad interesa a los estudiantes de Ingeniería Civil. A ellos, y a los ingenieros jóvenes, hago un llamado para que se integren a SOCHID, y que sean partícipes de las actividades que organizamos”.

PREMIO FRANCISCO JAVIER DOMÍNGUEZ

El premio FJD que se otorga al ingeniero hidráulico que ha desarrollado su carrera en Chile, y que se haya destacado por su aporte profesional o investigativo en el campo hidráulico y ciencias afines. El directorio decidió otorgar el premio al ingeniero Basilio Espíldora Couso, académico jornada completa de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (1965-1980), proponiendo, creando y dictando nuevas cátedras en las áreas de Hidrologías y Obras Hidráulicas, y desarrollando diversas investigaciones en el campo de la Hidrología. Organizó y dirigió el primer Centro de Investigación en Zonas Áridas de la Universidad, también fue director del Departamento de Ingeniería Civil, y director de Investigaciones de la Facultad.

Basilio Espíldora recibiendo del Premio FJD directamente del Presidente de SOCHID, José Vargas

En 1966 creó la sección de Hidrología del Departamento, y en 1975 organizó el Centro de Recursos Hídricos, al fusionar dicha sección con el existente laboratorio de Hidráulica. Desde 1977 a 1992 fue socio y fundador de las empresas consultoras CONIC e IC-CONIC, actuando como director, coordinador y especialista de diversos proyectos hidrológicos y de ingeniería hidráulica. Desde 1993 al 2004 fue socio y fundador de la empresa consultora CONIC-BF, donde actuó como jefe y director de proyectos. Desde 2005 a la fecha dirige y gestiona GESTER S.A., desarrollando asesorías relacionadas con la evaluación de recursos hídricos y crecidas, entre otros. Ha recibido además el premio Marcos Orrego Puelma, del Instituto de Ingenieros, y el Robert Horton Award, de AGU Section of Hydrology, junto con desempeñar cargos en el Instituto, en la Asociación de Ingenieros Consultores, y en SOCHID, donde fue Director.

A continuación, un breve fragmento del discurso de Basilio Espíldora al recibir este galardón:

 

DISCURSO DE AGRADECIMIENTO PREMIO FJD, Basilio Espíldora

“No se imaginan la profunda emoción, la sensación de incredulidad, y la impresión de la noticia, cuando supe que recibía este premio. Después de esto, me entró otra inquietud, ya que es quizás en estas circunstancias, cuando uno se pregunta ¿este premio no podría ser más bien un proceso de despedida a uno de sus miembros que jubila o se retira? Pero no se confundan, no pienso jubilar aún” – comentó entre risas –.  “Gracias a Dios tengo una razonable salud, mis clientes todavía me creen, mis colegas jóvenes y colaboradores todavía me hacen caso, lo que a esta altura del partido es harto difícil.”

“Para alguien como yo, que ha dedicado toda una vida a la Ingeniería del Agua, desde la docencia hasta la investigación, pasando por la práctica profesional,  esta distinción tiene una doble y trascendencia importancia para mí. Primero por llevar el premio el nombre del insigne, recordado y querido maestro y amigo, Don Pancho, como todos les decíamos, y ser considerado por mis pares digno discípulo y continuador de su ejemplo y vocación. En segundo lugar, porque este galardón llega en una época de la vida en que uno tiene volver la vista al punto de partida, y ve con humildad el deber cumplido.”

Finalmente, no olviden nunca, que aunque la hidráulica y la hidrología son ciencia y tecnología, estas disciplinas también son un arte. Y la profesión debe llevar ese arte en la sangre, pero sobre todo y siempre, los ingenieros debemos llevar siempre en el corazón el progreso de la comunidad.”

Con las limitaciones propias de la palabra, me es muy difícil expresar bien y totalmente mi agradecimiento al Directorio de la SOCHID por haberme honrado con tan magnífico galardón que recibo hoy con humilde orgullo, pero con una preocupante duda, de ser meritorio de ello y poder dar total fe de este merecimiento. Este premio no podría haber sido posible sin la ayuda, apoyo, participación y presencia de tantas personas en mi vida. Mi querida esposa, compañera de vida por más de 50 años. Mis tres hijos, que apoyaron a quien habla, pero también afrontaron los sacrificios domésticos y personales que significaron que yo dedicara toda mi vida a la academia. Mis mentores (…) que me incentivaron siempre y me enseñaron pasión por la investigación. Mis excompañeros académicos, y mis primeros memoristas académicos (…) que compartieron e impulsaron junto a mí la creación de una moderna actividad profesional de la ingeniería: la hidrología. Mis alumnos, mis colegas profesionales y colaboradores. A todos, les dedico pues este premio, y vaya a ellos mi más profundo agradecimiento por haber hecho posible este privilegio en mi carrera.”

“Para terminar, doy tres consejos a las nuevas generaciones de ingenieros del agua. Primero, recuerden que las artes, y entre ellas la poesía, pueden ser tan bellas y necesarias como las ciencias y la ingeniería. Segundo, piensen que la práctica de los timoratos es quedarse solo con la teoría y que la única teoría de los ignorantes es quedarse solo con la práctica. Entonces cuando ustedes ejerzan la práctica de la profesión, asegúrense de que esté basada en una adecuada teoría. Finalmente, no olviden nunca, que aunque la hidráulica y la hidrología son ciencia y tecnología, estas disciplinas también son un arte. Y la profesión debe llevar ese arte en la sangre, pero sobre todo y siempre, los ingenieros debemos llevar  siempre en el corazón el progreso de la comunidad.”

 

CHARLA “PASADO PRESENTE Y FUTURO DEL INH”

Luego de la entrega del premio se dio paso a  la charla “Pasado, presente y futuro del INH”, que cumple 50 años de existencia este 2017. Su propia Directora, Karla González, señaló que “Estos encuentros son fundamentales y se toman como una obligación de los profesionales que quieren dedicarse a responder de manera seria problemáticas relativas al agua de su país. Para nosotros es una tremenda experiencia: nos sirve, nos nutre, y la merecemos.  Para mí es un honor poder hablar de la institución, en este momento especial donde el Instituto cumple 50 años, lo que ha generado un proceso bien interesante”. Sobre el rol del instituto, explicó: “Nosotros hacemos verdaderas puestas en escena, somos directores de cine, donde la trama principal es la hidráulica. Tenemos artistas de la albañilería, de la madera, del acrílico, de la hidráulica, de la instrumentación, que logran generar este montaje, por más de 50 años, desde 1967. Y nos hemos transformado en especialistas de estos montajes, últimamente en la modelación matemática, espejo y hermano del modelo físico, que entrega información para apoyar la toma de decisiones.”

Refiriéndose los desafíos de modelar los últimos eventos ocurrido, Karla González dijo: “También hemos hecho diseños para flujos detríticos, porque hemos visto que si el sedimento está en ella, tiene comportamientos interesantes que aún no se comprenden a cabalidad: parte de esos desastres naturales que son manifestaciones de la naturaleza, tales como los aluviones. Esto requiere la innovación y la pasión de todos los funcionarios que colaboran en el INH”

“Estos encuentros son fundamentales y se toman como una obligación de los profesionales que quieren dedicarse a responder de manera seria problemáticas relativas al agua de su país. Para nosotros es una tremenda experiencia: nos sirve, nos nutre, y la merecemos”.

“Debemos lograr un INH más potenciado que fortalezca las alianzas con las universidades, que nos ha servido para dar respuesta a temas tan complejos como aluviones y marejadas. Hay que descentralizar el país, por eso estamos apoyando la red nacional de laboratorios de Hidráulica. Y así, que el INH sea visto como un espacio donde los investigadores puedan aprovechar el espacio: los datos que hemos generado en modelos físicos son un patrimonio que sirve a la investigación, o semilla para nuevas investigación, donde sea que se requiera.” Comentó además que el INH ha ido cargando los estudios a una plataforma georreferenciada a disposición de todos los ciudadanos que quieran trabajarlos.

Finalizando la exposición, Karla González hizo referencia a los desafíos futuros que afronta el INH: “Tenemos que transformarnos en expertos en medición, hay que sobreinstrumentar las zonas, postprocesar y automatizar este patrimonio. Otro desafío es hacer crecer a la institución, a principios del próximo año tendremos un canal para hacer estudio de socavación de pilas, donde lo que esperamos, es que entre todos decidamos cómo explotar este canal. Aunque no haya un proyecto, que el agua esté siempre corriendo, investigando distintos tipos de pilas: los invitamos  a que nos propongan y sueñen con nosotros cómo deberíamos experimentar en estas instalaciones nuevas.

 

EXPOSICIONES DEL CONGRESO

Ente los temas a cubrir en el Congreso, se abarcó todo el espectro de los problemas relacionados con los recursos hídricos, incluyendo los aspectos físicos de calidad, de modelación y de gestión. Entre estos se incluyeron

1. Mecánica de Fluidos e Hidráulica Fundamental.

2. Hidrología Superficial y Subterránea.

3. Hidráulica Marítima y de Costas.

4. Diseño de Obras Hidráulicas.

5. Hidráulica Fluvial y Arrastre de Sedimentos.

6. Sistemas de Recursos Hídricos

7. Medio Ambiente y Calidad de Recursos Hídricos.

8. Transporte Hidráulico de Sólidos.

9. Tecnologías de punta aplicadas a problemas hídricos.

10. Enseñanza de la Hidráulica.

Cristián Escauriaza, Ph.D. durante su presentación

La asistencia al congreso fue un alto número todos los días del evento, reflejando un interés de los participantes por los temas expuestos. Haga click aquí para ver la galería del evento. Adicionalmente, en la página web de SOCHID ya se encuentran disponibles todos los trabajos expuestos, ordenados y con su abstract para permitir una rápida consulta (Click aquí).

PREMIO SOCHID 2017

El premio SOCHID se entrega bianualmente a aquella persona que se está iniciando en la investigación y el ejercicio de la ingeniería hidráulica, un premio tradicional entregado por primera vez en 1981 a Damaris Orphanopoulos, y que recae generalmente en alumnos recién egresados de las diversas Casas de Estudios. “Muchos de los premios SOCHID estuvieron presentes en este congreso, incluso exponiendo, lo que demuestra la calidad de la selección”, señaló José Vargas, en la ceremonia de cierre de este Congreso. “En esta ocasión, la comisión que decidió el premio estuvo a cargo de Luis Estellé, Director de SOCHID, ex presidentes de SOCHID Luis Caro y Jorge Bravo. Frente a cuatro candidatos de distintas universidades chilenas, otorgaron el premio a Don Joaquín Moris, egresado de la UTFSM”.

“Yo creo que una de las grandes aspiraciones que tenemos, quienes nos dedicamos a la docencia, es tratar de contribuir a la formación de nuestros alumnos, o de las personas con las que podemos colaborar” – comentó Patricio Catalán, profesor guía de Joaquín durante sus estudios – “En mi caso he tenido la suerte de que mis aspiraciones sean un poquito más bajas, y me contento con no ser un estorbo. Me he encontrado con alumnos que solamente necesitan un pequeño empujoncito para llegar lejos

Joaquín Moris vía streaming: “Es un honor para mí recibir este premio, porque básicamente reconoce que se hace bien las cosas que a uno le gustan, con pasión”.

“Joaquín fue un autodidacta para aprender a leer: aprendió a los dos años, y las guías telefónicas era lo único que había por el lugar. Y supongo que ver tantos nombres juntos le ayudó a ser muy sociable, y los números que estaban al lado, no creo que le hayan hecho mucho sentido, pero aprendió a sumar y a restar por su puesto. Así que quizás deberíamos hacerle una solicitud a telefónica, y que vuelvan a publicar las guías” – comentó entre risas.

“Fue mi alumno y después mi ayudante, colaboramos en investigación y presentó en el pasado congreso de hidráulica su tesis de maestría (…) y ya sabemos que su destino está en Estados Unidos, donde está haciendo un Doctorado en Notre Dame, y esperamos que algún día vengas de vuelta a contribuir”, dijo a Joaquín, quien atendió la ceremonia vía streaming desde su nueva Casa de Estudios en Indiana.

“Es una lástima no poder haber estado ahí con todos ustedes” – comunicó a la audiencia Joaquín –. “Es un honor para mí recibir este premio, porque básicamente reconoce que se hace bien las cosas que a uno le gustan, con pasión. Este premio va para mí, pero hay muchas personas encerradas en él: a mi familia, a mis compañeros de la U, principalmente los del Magíster (…) ellos son tan capaces como yo de recibir este tipo de premio, y también a los profesores, en especialmente a Patricio Catalán, porque él fue una guía para mí”

 

CUENTA DEL XXIII CONGRESO

Para cerrar la ceremonia, Patricio Catalán, presidente del Comité Organizador, se refirió agradecido a los participantes y organizadores “Que hayamos tenido la sala casa llena todos los días del congreso es un éxito, así que el primer reconocimiento va para los participantes. Segundo, un agradecimiento al equipo, ha sido un trabajo arduo de meses, es entretenido pero tiene sus dosis de estrés”.

“Tuvimos 175 inscritos, de ellos 102 alumnos que representan el 58% de la comunidad, así que se augura un buen futuro a la comunidad hidráulica. Tratamos de mantener números relativamente uniformes entre todas las universidades, aunque tuvimos una gran participación de la Universidad de Concepción. Tuvimos una participación destacada de los 73 profesionales, aunque creo que ahí tenemos una tarea pendiente, dado que solo una cuarta parte de los profesionales son los que participan en la SOCHID. Así que si queremos que SOCHID siga siendo un lugar de reunión, de encuentro, tenemos que sostenerla más allá de aquí en este congreso.”

Sobre las investigaciones recibidas para el certamen, señaló que “se recibieron 63 trabajos, que fue un poco menos de lo que se recibió en el congreso anterior, pero sobre la media histórica. Luego del comité, 54 estuvieron presentes en el congreso, 49 presentaciones orales y 5 posters. Y la distribución de temas, como lo experimentaron, tuvo una fuerte carga en hidrología superficial y en hidráulica marítima, pero con una distribución bastante uniforme en los otros temas. Realizamos también la Escuela SOCHID, participaron 91 personas, con un claro interés por aprendizaje de herramientas [computacionales], así que eso es algo que podemos ir evaluando en el futuro”.

Asistentes a la ceremonia de clausura

PALABRAS FINALES

José Vargas, antes de dar clausura final al evento, se permitió unas pocas palabras: “Me da gusto que la hidráulica marítima se haya posicionado en el nivel que merece en el país, cuando en una época su presencia era lamentablemente mínima. Y también uno puede ver como los temas de contingencia como el cambio climático, la sequía, entre otros, se ha hecho más presente.”

“Siguiendo con el carácter formativo e informativo que tiene este certamen, incito a las nuevas generaciones a seguir manteniéndolo y participando de él. Creo que los documentos que hemos visto en este congreso deberían ser parte documentada y formativa de la práctica en la ingeniería, como por ejemplo el trabajo de Verni y King de 1977 aún sigue siendo un documento de consulta. Aprovecho de agradecer a la organización por el congreso, creo que salió magnífico: siempre tenemos alguna dificultad, que uno o dos expositores no llegaban, ahora llegó el 100%, gran éxito”.

Sobre el lugar de la próxima versión, anunció: “Hemos definido el lugar del próximo XXIV Congreso Chileno de Ingeniería Hidráulica, que será en la Universidad Diego Portales, a celebrarse en octubre del 2019.”

“También quiero hacer un reconocimiento a quienes llevan el récord de asistencia a los congresos: Ludwig Stöwhas, Ximena Vargas y Alejandro López. Y recordar el premio Raúl Devés que obtuvo Ximena Vargas, que es primera vez obtenido por un hidráulico, en la enseñanza de la ingeniería. Además el CONAPHI (Comité Nacional del Programa Hidrológico Internacional) que premia año a año a investigadores que han hecho aporte a la hidrología, este año el premiado fue a Ludwig Stöwhas. Vaya para ambos un reconocimiento.”

Valparaíso, 20 Octubre 2017